El trabajo ocurre a partir de la crítica a Yma Sumac en torno a lo tradicional y ¿qué es o no es el Perú? Eielson y Arguedas, contemporáneos a Yma Sumac, se manifestaron duramente sobre la expresión performática y musical de Yma, desde puntos distintos expresaron su rechazo a la imaginería con la que Yma Sumac se recreaba e reinventaba lo peruano al exterior.

Eielson, en una publicación en el diario El Comercio el 27 de febrero de 1955 narra cómo se conoció casualmente con Stravinsky, y su respuesta ante la comparación de su peruanidad.
"S:¿Peruano? - me dijo- ¿Como Yma Sumac?
E: Realmente el folclor peruano es muy diferente, y es precisamente la voz de Yma Súmac la menos indicada para expresarlo. Nuestro folclore musical no es sino el compendio de la extrema alegría y de la extrema tristeza del indio en el Perú. No existe en él todo ese absurdo pentagrama exotista lleno de chillidos de monos y papagayos y de gruñidos made in USA. No ha existido en el Perú ninguna tradición de sacerdotisa del Sol con la garganta irritada por los dólares o por el micrófono o por las pastillas de clorato…"

Arguedas por su parte refiere que la "estilización de la música india: es deformación pura. Emperatriz Chávarri hace de la canción india un simple espectáculo. Los agudos que lanza en forma totalmente libre, sin relación alguna con el género de la música que canta y sin que estén inspirados por ningún sentido interpretativo u otro concepto musical íntimo, convierten a los cantos indios en piezas sin filiación folklórica posible y sin valor musical propio". Arguedas piensa que Yma Sumac deforma porque busca "hacerla accesible al sentido superficial". (Sobre Yma Sumac, colección de artículos de crítica reunidos en Nuestra Musica Popular y Sus Intérpretes. Ed. Mosca Azul, 1977)

Yma Sumac, Arguedas y Eielson, tres iconos creadores de nuestra cultura peruana contemporánea, manifiestan trabajos y críticas divergentes de lo que es nuestra identidad, pensamientos aún presentes sobre la tradición, la apropiación, y de cómo debe ser el arte peruano. En el presente trabajo los tres artístas son intervenidos, o se intervienen entre ellos sonoramente mediante procesos estocásticos, produciendo nuevas músicas y sonidos que irán cambiando de naturaleza de modo aleatorio durante la duración de la exposición, que será reproducida desde 4 parlantes que tomarán sonoramente el espacio. Los audios provienen de una entrevista en inglés a Yma Sumac en EEUU, de su canto a capella en el que reproduce cómo aprende a cantar imitando las aves en Perú; también la grabación de un encuentro con Eielson en el que se ejecuta un fragmento de Noche Oscura del Cuerpo, con él recitando junto a una improvisación al piano, asimismo habla de su relación con la cultura dónde realizó la mayor parte de su obra; finalmente un fragmento de los cantos de Arguedas en una grabación histórica en Chaclacayo-Lima en 1969, cd producido por el Centro de Estudios, Investigación y Difusión de la PUCP, en el que Arguedas interpreta varios temas tradicionales que expresan su sentido del canto indígena.

¿Qéu ez el Perú? Es acaso esa aleatoriedad bizarra e inesperada con la que se recreán nuestras identidades, a partir de esa sinergia entre el Perú popular, tradicional e intelectual con las influencias externas, y en el que al parecer la velocidad de cambio está en la calle y sus personajes cotidianos, en los talentos y re invenciones que ocurren todos los días desde nuestras culturas tradicionales y urbanas, de las cuales súbitamente surgen imágenes descollantes que arrastran nuestra idea de peruanidad como Yma Sumac y con éxito desde el exterior, que se critican, se reinventan o se analizan desde la intelectualidad peruana, desde la posición político-artística con sus propios conflictos identitarios como ocurre con Arguedas o Eielson. En nuestras paradojas ¿En cuál Perú nos observamos?.

Abel Castro